Y si me pongo en su lugar.

Para entender la experiencia de cliente desde un punto de vista comercial el primer mandamiento es pensar en si nosotros mismos fuésemos los clientes. No hay que hacer tampoco un esfuerzo sobrehumano, basta con pensar en nuestra última experiencia comercial, comprando una barra de pan, la última vez que entramos a un comercio o nuestraSigue leyendo “Y si me pongo en su lugar.”